DECLASE 3000

Videotutoriales Educativos. "El Conocimiento es de Todos".

¿Por qué comprar un smartphone?

Deja un comentario

Has decidido comprar un smartphone. Lo haces porque quieres aparentar que tienes dinero ceder a la presión grupal quieres estar a la vanguardia de la tecnología y estar pendiente de Facebook todo el día viendo YouTube masturbándote en el baño en horas de trabajo en contacto en tiempo real con tu pareja acosando a tu ex viendo fotos de gatos que escriben mal tus clientes. Pero hay tantas decisiones que tomar al respecto, tantas dudas, que necesitas la opinión experta de alguien que detesta con ardor esos aparatos costosos y enviciantes que son los smartphones.

1. No hay tal cosa como celulares gratis

Lo primero que descubrirás cuando trates de comprar estos aparatos es que nunca te quieren el precio real. Tratan de hacerlo tan misterioso como sea posible, con contratos de 3 años, “planes de pago flexible” o “gratis” (con un costoso plan mensual), lo cual viene siendo en promedio dos veces lo que te vale un portátil de gama media, pero les da terror que te enteres que estás pagando una suma gigante por algo que en el fondo no es más que un iPod con el que puedes llamar.

2. Tu celular sirve para muchas cosas, a veces incluso para hacer llamadas

Tienes cámara de 5 MP, otra cámara de menor resolución que apunta a tu cara y te hace ver como un pez globo, conexión a Internet, juegos, libros, videos, pero si intentas llamar a un número que tiene una extensión, ajustar el volumen durante una llamada, recibir una llamada en espera, colgar o bloquear un teléfono, necesitas buscar un tutorial en Internet para entender como hacerlo. Y la calidad del sonido en la llamada te recordará a esas épocas en que jugabas con walkie-talkies.

3. Tienes Internet a precio del siglo pasado

Una de las grandes ventajas que tienen los smartphones es que vienen perfectamente integrados a Internet. Tanto que es imposible desconectarlos. Lo cual no sería un problema si tu plan no tuviese un límite de 500 MB (que después te cobra cada MB como si se tratara de Wi-Fi de aeropuerto). Si pagas la cifra absurda que te cobran por tener “Internet Ilimitado” te suspenden el teléfono porque “Ilimitado” es 6GB.

Internet en celulares es también un ejercicio de nostalgia: La red se ve como se veía en 1998.

4. La garantía no cubre el factor humano

Tu costoso smartphone, esa joya de la tecnología moderna, es tan frágil que se puede rayar si lo miras con algo de odio. Pero no te van a dar garantía si el teléfono está rayado, untado de grasa, si ha recibido humedad, si la batería falla, si lo desbloqueaste, si lo decoraste, si no lo has actualizado o si olvidaste sacar una copia por triplicado del recibo de compra que se borra porque viene impreso en carboncillo.

Si se te cae por las escaleras y cae en un charco donde después lo aplasta un automóvil, ni te molestes en preguntar.

En cualquier caso, vas a tener que pagar el precio completo del aparato (en este momento no se ponen misteriosos con el precio). Y la garantía dura un año. No cubre robo.

5. Ahora eres blanco fácil de los asaltantes

Ahora que llevas en tus manos el equivalente a un año de salario mínimo, eres un imán de asaltantes. No importa que no lo lleves a la mano (aunque de seguro va a sonar cuando camines por una calle oscura). Los ladrones lo podrán leer en tu rostro. Saben que lo tienes. Y es tan pequeño que pueden llevárselo sin que te des cuenta. Buena suerte denunciando o alertando a tu compañía. En cuanto lo desbloqueen, pueden usarlo para lo que quieran. Y esos videos y fotos personales estarán en YouTube, DVDs piratas y compilaciones de sexo amateur en menos de 24 horas.

6. ¿Android, Blackberry o iPhone?

Seleccionar tu smartphone no tiene que ver con la facilidad de uso, o el presupuesto que tengas. Tiene que ver con el culto al que quieres pertenecer. Tu clase social, educación, aspiraciones profesionales te serán adjudicadas tras la compra del smartphone.

Sin importar lo que escojas, te cobrarán por todo lo que quieras hacer con el teléfono. Ringtones, wallpapers, juegos, todo te lo cobran a tu tarjeta de crédito. Si hay un error de seguridad y te roban toda la información, con algo de suerte tu banco te regresará el dinero en un par de meses. Y ni te cuento lo que es un Premium SMS.

7. Tu concentración terminará de desaparecer

Por último, la consecuencia más extraña de todas: los smartphones te regresan a la niñez. Serás incapaz de mantener una conversación por más de cinco minutos, hablar de algo sin confirmar cualquier duda abriendo Google, interrumpirás una conversación para escribir toda clase de banalidades en al menos tres redes sociales, tomarás fotos de cada plato de comida como si fuese la primera vez que te alimentan desde que saliste de un calabozo y buscarás donde conectar tu cargador al menos tres veces al día. Tener un smartphone aumenta el riesgo de tomarte fotos en el espejo del baño.

Tía Xime,
Acéptenlo: La única razón para tener un celular que reproduce videos es para masturbarse en horas de oficina.

Fuente: Tia Xime

Autor: declase3000

Innovacion y Creatividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s